El obispo de la ciudad de Gualeguaychú, Monseñor Héctor Zordán, visitó en el día de ayer el Parque Industrial, en una recorrida que realizó acompañado de la presidenta de Codegu – Agencia de Desarrollo, Estela Miño, los consejeros Matías Stockli y Tommy Fogg, el expresidente Enrique Castigilioni y el presidente de la Sociedad Rural Sergio Dalcol.

En este sentido, Miño señaló que “desde la entidad recibimos con sumo agrado la inquietud de nuestro obispo, quien nos comentó que se encuentra en la ciudad hace cuatro años y no conocía el PIG. Fue así que organizamos una visita para ponerlo al tanto de lo que allí sucede y para que conozca de primera mano las potencialidades y las posibilidades que allí se encuentran”, indicó.

El itinerario incluyó una recorrida general por las instalaciones, donde el extitular de Codegu, Enrique Castiglioni, fue el encargado de contar la historia del lugar, las primeras radicaciones industriales y el crecimiento del PIG a lo largo de los casi 50 años de vida.

Posteriormente, Zordán fue recibido en la empresa Unión Bat, dedicada a la fabricación de baterías. Allí recorrió la planta fabril que cuenta con 109 empleados y que provee a las principales marcas del país, exportando también a países de la región y Sudáfrica.

Acto seguido, el lugar escogido fue el Club de Emprendedores, donde se conversó sobre las distintas y reales posibilidades que se abren para encarar proyectos de desarrollo humano que impacten positivamente en el crecimiento de la ciudad. En este marco, Zordán entendió que ese lugar podía ser un lugar estratégico para quienes se capacitan -por el ejemplo en la Escuela Nazareth- y que participan de diversos talleres como, alta costura, ayuda de cocina, operador informático, electricista, elaborador de productos de pastelería, entre otros.

Puntualmente sobre ello, cabe recordar que en diciembre pasado el Club de Emprendedores realizó una capacitación de seis encuentros para 60 alumnos de dicha escuela con el objetivo de transferir las herramientas de gestión de emprendimientos, los tres pilares del proceso emprendedor, el modelo de negocio y los aspectos impositivos.

Por último, nuestro obispo terminó su recorrida en la planta de tratamiento de efluentes industriales, donde fue recibido por el encargado técnico de la misma, quien lo puso al corriente de la millonaria inversión y del funcionamiento de esta obra necesaria para una convivencia armoniosa con el medio ambiente. Acto final, monseñor Zordán se comprometió a bendecir la misma una vez que culmine la entrega formal por parte de la empresa constructora.